Menu
logofeii
Información realizada y revisada por: Dr. Julio Vázquez Pérez-Coleman. Servicio de Reumatología. Complejo Hospitalario Universitario de Ferrol (CHUF).

¿Cómo se diagnostica la osteoporosis?

En el diagnóstico de la osteoporosis son imprescindibles la historia y la exploración física del paciente. Esta última, aunque en muchas ocasiones es normal, nos puede aportar información acerca de la pérdida de altura del paciente o la presencia de cambios en la curvatura de la columna vertebral que puedan sugerir la presencia de fracturas vertebrales. En este sentido resulta también muy recomendable (aunque no es imprescindible en todos los casos) la realización de una radiografía de la columna dorsolumbar.

Las pruebas de laboratorio solicitadas de rutina incluyen la determinación de calcio, fósforo, vitamina D y hormona paratiroidea (PTH).

La prueba más importante para el diagnóstico de osteoporosis es la densitometría ósea de la columna lumbar y cadera. Con ella se determina la densidad mineral ósea en estas regiones, y nos sirve para confirmar el diagnóstico de osteoporosis, predecir el riesgo de fractura y hacer un seguimiento de la enfermedad y su respuesta a los distintos tratamientos.

sala de densitometrias
Imagen 3. Sala de Densitometrías óseas, en donde la emisión de dosis bajas de rayos X por el Densitómetro permite observar áreas del cuerpo (caderas, manos, pies, etc.) en búsqueda de señales de fragilidad o debilitamiento óseo.

Es importante destacar que se puede realizar el diagnóstico de osteoporosis ante la presencia de fracturas por fragilidad, independientemente del valor de la densitometría ósea.

Por último, existen distintas herramientas que nos ayudan a predecir el riesgo de fractura osteoporótica. La más usada actualmente es la herramienta FRAX.

volver arriba
  • Última Actualización: 02/09/2019.
Este sitio utiliza cookies para ofrecer un mejor servicio. Si usted continua navegando acepta el uso de cookies. Acepto el permiso de cookies