Menu
logofeii




Información realizada y revisada por:
Dña. Laura Camacho Martel. Psicóloga de la Unidad de Enfermedad Inflamatoria Intestinal. Unidad de Gestión Clínica de Aparato Digestivo del Hospital Virgen de la Victoria (Málaga).

¿Cómo puedo afrontar los cambios que la enfermedad inflamatoria intestinal ha causado en mi vida cotidiana?

Actualmente la causa de la enfermedad se desconoce por eso el objetivo del tratamiento se centra en controlar los síntomas y en mantener el periodo de remisión el mayor tiempo posible. Por lo tanto se trata de una enfermedad crónica con la que hay que aprender a convivir. Adaptarse a lo cambios que la enfermedad ha podido introducir en tu vida diaria es algo a lo que tendrás que enfrentarte. A veces los recursos personales propios pueden ser suficientes pero en otras ocasiones aprender estrategias concretas facilitan la recuperación y generan más percepción de control sobre lo que está pasando.

Tener información es fundamental para conocer la enfermedad y adquirir herramientas para sentirte mejor.

Ahí van algunas pautas:

  1. Como influye el estrés y que puedo hacer
    Uno de los aspectos más importantes es aprender a manejar o minimizar el impacto del estrés.
    Se sabe que cuando el nivel de estrés aumenta debido a problemas relacionados con la enfermedad u a otras causas y además se mantienen en el tiempo de manera intensa, puede repercutir en el empeoramiento de los síntomas físicos de la EII. A su vez cuando los síntomas se intensifican generan mayor incapacidad para seguir con tu ritmo habitual lo cual fomenta la aparición de más estrés, preocupación, irritabilidad, cambios de humor, etc. Por lo tanto se trata de un circulo vicioso que habría que cortar. El apoyo psicológico pretende enseñar y entrenar a la persona en herramientas eficaces para manejar el estrés. En este sentido, las técnicas de relajación y respiración tranquilizadora son muy eficaces. Respirar tres veces cogiendo aire por la nariz como si llenaras un globo y luego soltarlo por la boca muy despacio es una técnica muy sencilla y muy útil. Hacer ejercicio físico moderado hará que te sientas mejor, además quedar con amigos y reírse es una muy buena estrategia.Ilustración 12
  2. Cambios en la imagen corporal, aprendiendo a valorarme
    En alguna ocasión en la que estés más sensible o vulnerable puedes sentirte diferente y pensar que “no vales lo mismo que los demás”. Una de las cosas que más preocupa a las personas jóvenes son los cambios en la imagen corporal. Ilustración 13Normalmente se relacionan con los efectos secundarios de algunos tratamientos como granos en la piel, hinchazón, vello corporal, etc. También la aparición de cicatrices y modificaciones en el cuerpo como consecuencia de intervenciones quirúrgicas (estomas abdominales) y los cambios en el peso con aumentos y pérdidas muy llamativas. Por otra parte, la autoimagen, la sexualidad y las habilidades en las relaciones personales íntimas pueden verse afectadas por estos cambios. Todas estas preocupaciones relacionadas con cuestiones estéticas influyen negativamente en el estado psicológico, fundamentalmente en la autoestima. Es importante no dejarlo pasar y reforzar el concepto que tienes de ti mismo, tu autoestima. Para ello, hay que distinguir cuáles son los valores fundamentales y no dejarte influir por los mensajes superficiales a los que constantemente estamos sometidos como el de ser rico, guapo y sano. Reforzar la autoestima te dará seguridad en ti, confianza, capacidad para sobreponerte y ser capaz de responder eficazmente ante situaciones difíciles. Una estrategia para aumentar la autoestima es escribir una lista con al menos 10 cualidades positivas tuyas, ya verás cómo funciona. ¡por que yo lo valgo!
  3. La importancia de los amigos y pasarlo bien
    A veces ciertas preocupaciones como el cansancio físico y emocional, la necesidad de ir con frecuencia al baño, el miedo a ser rechazados por los amigos, encontrarte con situaciones embarazosas o no poder seguir el ritmo de los demás, pueden hacer que la persona vaya rechazando cualquier posibilidad para asistir a fiestas, cumpleaños, actividades deportivas, etc, y poco a poco vaya quedándose en casa cada vez más tiempo. Esto puede tener consecuencias muy negativas como la pérdida de amigos y de oportunidades para pasarlo bien.
  4. Ilustración 14Evitar el aislamiento es otra de las dificultades a las que tendrás que enfrentarte. Es recomendable fortalecer las habilidades sociales para resolver eficazmente cualquier situación que se pueda presentar. Algunas estrategias pueden servir para superar los miedos, coger confianza y combatir el aislamiento. Por ejemplo, da mucha confianza imaginar posibles situaciones y ensayar cómo resolverlas. Puedes elegir a los amigos de más confianza para decirles lo que te pasa y llevar preparadas algunas respuestas. Esto hará que tus amigos vean con normalidad lo que te ocurre y además te puedan ayudar. También puedes hacer un mapa con los aseos públicos a los que puedes entrar sin que te de vergüenza y así no ponerte muy nervioso si de repente necesitas un baño. Recuerda que contar con el apoyo de tus amigos y familiares te hará más fuerte. Ilustración 15
volver arriba
  • Última Actualización: 10/12/2018.
Este sitio utiliza cookies para ofrecer un mejor servicio. Si usted continua navegando acepta el uso de cookies. Acepto el permiso de cookies