Menu
logofeii
Información realizada y revisada por: Dr. Ramón López de los Reyes. Servicio de Cirugía. Complejo Hospitalario Universitario de Ferrol (CHUF).

¿Cómo se realizará la intervención quirúrgica?

 La cirugía en la enfermedad de Crohn y en la Colitis ulcerosa puede ser por vía abierta o por vía laparoscópica, individualizándose cada opción en función del paciente y su enfermedad.
 La vía abierta o laparotómica, consiste en la realización de un corte en la pared abdominal seccionando piel, musculatura, fascia (capa de tejido conectivo que recubre los órganos y músculos internos) y peritoneo, para poder acceder al interior del abdomen. La longitud y localización del corte variará en función de la zona afectada por la enfermedad y de características específicas del paciente, como la obesidad. Los inconvenientes principales de este tipo de cirugía son, el mayor número de molestias tras la operación por dolor y el mayor riesgo de infección de la herida quirúrgica, además de una cicatriz de mayor tamaño.  

Cirugía abierta o laparotómica

 La cirugía por laparoscopia ha comenzado a emplearse como alternativa a la cirugía abierta desde hace algunos años, y aunque no siempre es posible realizarla, dependiendo del grado de afectación y de la zona afectada, supone algunas ventajas frente a la anterior. Con este tipo de intervención solamente es necesario realizar unas pequeñas incisiones en el abdomen para poder acceder a la cavidad abdominal. A través de estas incisiones (de 1 ó 2 centímetros), se introduce la cámara del laparoscopio, que permitirá la visualización interna del abdomen; el gas (dióxido de carbono), que permitirá que el abdomen se abombe, consiguiendo de este modo un mayor espacio de trabajo y el resto del material quirúrgico (pinzas, bisturí, etc.). El número y localización de las incisiones dependerá de la patología presentada. En ocasiones es necesaria realizar otra incisión un poco más grande para la extracción de la pieza quirúrgica. Con esta técnica el postoperatorio es menos doloroso y las cicatrices más pequeñas. En algunas situaciones como puede suceder en algunos casos de abscesos, perforaciones, presencia de intensa inflamación, etc., la cirugía por laparoscopia no está indicada.
Laparoscopia

volver arriba
  • Última Actualización: 10/12/2018.
Este sitio utiliza cookies para ofrecer un mejor servicio. Si usted continua navegando acepta el uso de cookies. Acepto el permiso de cookies