Menu
logofeii
Información realizada y revisada por: Dr. J. Carlos Gallego Ojea. Servicio de Radiodiagnóstico. Complejo Hospitalario Universitario de Ferrol (CHUF).

ECOGRAFÍA ABDOMINAL

¿En qué consiste la prueba?

La ecografía abdominal es una prueba reciente en el estudio de la EII, basada en el empleo de ondas de ultrasonidos para la visualización de distintas estructuras del abdomen. Permite el estudio del intestino delgado y del colon, además de otros órganos del abdomen (páncreas, vesícula biliar, vejiga urinaria, hígado, bazo, riñones, etc.). La valoración del intestino mediante la ecografía abdominal puede verse dificultada por la presencia de gas en el interior del mismo, ya que el gas dificulta la transmisión de las ondas ultrasónicas; por lo tanto, en algunas ocasiones puede ser posible mejorar la identificación de estas estructuras administrando un medio de contraste intravenosos especifico para ecografía (microburbujas) o rellenando estas estructuras con algún líquido (por ejemplo, agua).

La ecografía consiste en la obtención de una imagen (ecográfica) de la zona anatómica que se quiera estudiar (en este caso abdomen) (Imagen 8). La imagen se obtiene gracias a la emisión por parte del ecógrafo de ondas de ultrasonido, las cuales al rebotar en los órganos o tejidos abdominales, forman una imagen que es captada directamente por el monitor conectado al ecógrafo.

Imagen 8. Imagen de ecografía abdominal que muestra engrosamiento de leon en paciente con enfermedad de Crohn
¿Qué preparación previa se necesita para esta prueba y cómo se realiza?

Se trata de una prueba sencilla, no invasiva, donde no se emplea radiación ionizante y que solamente requiere por parte del paciente, ayuno de sólidos y líquidos varias horas antes de la realización de la misma.

En el momento de la prueba, el paciente solamente deberá desnudar la parte anatómica que se quiera estudiar y no será necesario que se desprenda de objetos metálicos y joyas, puesto que no interfieren con las ondas de ultrasonidos. Se le indicará al paciente que se tumbe en la camilla, y se le aplicará un gel conductor sobre la zona a estudiar, sobre el que se irá desplazando el ecógrafo. Durante la prueba, el especialista le indicará al paciente las posiciones que debe adoptar para el mejor estudio de la zona anatómica correspondiente.

¿Cuánto tiempo durará la prueba?

La duración total de la prueba dependerá de la zona a estudiar y de los hallazgos encontrados durante la misma, pudiendo variar entre 10 y 15 minutos. En los casos en los que se ha necesitado inyectar el contraste de microburbujas, el tiempo se prolongará otros 10 minutos. Terminado el proceso, se limpiará el gel conductor con una toallita húmeda.

¿Se sentirá alguna molestia durante la realización de la prueba?

La realización de esta exploración no supone ninguna molestia para el paciente. Aunque es algo excepcional, cabe la posibilidad teórica de sufrir procesos alérgicos si se administra contraste intravenoso (microburbujas).

Tras la realización de la prueba, ¿se tendrá alguna molestia?

El paciente no tendrá ninguna molestia tras la realización de la exploración.

¿Se necesita algún cuidado especial tras la realización de la prueba?

El paciente podrá llevar una vida normal tras la ecografía.

volver arriba
  • Última Actualización: 20/12/2017.
Este sitio utiliza cookies para ofrecer un mejor servicio. Si usted continua navegando acepta el uso de cookies. Acepto el permiso de cookies