Menu
logofeii
Información realizada y revisada por: Dr. J. Carlos Gallego Ojea. Servicio de Radiodiagnóstico. Complejo Hospitalario Universitario de Ferrol (CHUF).

ENEMA OPACO

¿En qué consiste la prueba?

El enema opaco es una prueba similar a la del tránsito intestinal. A diferencia de la prueba anterior, el objetivo del enema opaco es obtener información sobre el estado general del intestino grueso (colon y recto) del paciente, por lo que para su realización, es necesario administrar la papilla radioopaca a través del recto con ayuda de una sonda.

Esta prueba está dejando de ser empleada a favor de la colonoscopia o colono-TAC, ya que su uso está contraindicado en casos en los que la EII está activa (cuando el paciente tiene un brote grave de actividad). Sin embargo, sigue siendo útil en aquellos casos en los que la colonoscopia no está indicada o no puede realizarse, como en los casos de presencia de estenosis (estrechamiento de la pared del colon).

¿Qué preparación previa se necesita para esta prueba y cómo se realiza?

La realización de esta prueba requiere una mayor preparación previa por parte del paciente. Esta preparación consiste en llevar una dieta específica (indicada por el médico) durante los dos o tres días previos a la realización de la prueba y la ingestión únicamente de líquidos la noche anterior a la misma. Además, el paciente deberá ingerir una solución evacuante o laxantes (para la integral limpieza del intestino grueso) entre 10 y 15 horas antes de la realización de la prueba, tal y como se indica en el prospecto de la misma. El mismo día de la prueba se acudirá en ayunas.

Al igual que las pruebas anteriores, es necesario desnudarse y desprenderse de objetos metálicos y joyas. Para la realización de la misma, el paciente deberá tumbarse en la camilla boca arriba para tomar en primer lugar una radiografía simple de abdomen; posteriormente, se le indica al paciente que cambien de postura y se acueste de lado, para que cuidadosamente el especialista proceda a colocar la sonda lubricada dentro del recto e introduzca lentamente el enema. Una vez introducido todo el enema y llenado el colon, se realizan varias radiografías en diferentes posiciones, con el objetivo de estudiar las distintas partes del colon (Imagen 6).

enema-EC
Imagen 6. Imagen radiológica de enema opaco de paciente con enfermedad de Crohn

En algunas ocasiones, el especialista empleará un dispositivo del Telemando (Imagen 7), para efectuar compresión sobre el abdomen del paciente para favorecer la visualización de ciertas estructuras abdominales.

telemando-enemas
Imagen 7. Telemando para realizar enemas opacos

Una vez realizadas todas las imágenes, se retira la sonda. Tras la evacuación del enema y antes de abandonar el Servicio de Radiología se realiza una radiografía de control (post-evacuación) para comprobar la correcta funcionalidad del intestino. La exposición a radiación ionizante por parte del paciente durante la realización de prueba es moderada.

¿Cuánto tiempo durará la prueba?

La duración total de la prueba es de aproximadamente 30 minutos.

¿Se sentirá alguna molestia durante la realización de la prueba?

La realización del enema opaco, puede resultar molesto para el paciente. Durante la administración del enema pueden aparecer sensación de necesidad de defecar, molestias intestinales leves o moderadas y dolor cólico que desaparecen tras la realización de la prueba.

Tras la realización de la prueba, ¿se tendrá alguna molestia?

Finalizada la prueba, el paciente no sentirá ninguna molestia relacionada con la realización de la exploración.

¿Se necesita algún cuidado especial tras la realización de la prueba?

No será necesario ningún cuidado después del enema opaco, de modo que el paciente podrá llevar una vida normal.

volver arriba
  • Última Actualización: 09/04/2018.
Este sitio utiliza cookies para ofrecer un mejor servicio. Si usted continua navegando acepta el uso de cookies. Acepto el permiso de cookies