Menu
logofeii
Información realizada y revisada por: Laura Sempere Robles. Unidad de Gastroenterología. Hospital General Universitario de Alicante.

¿Es bueno realizar ejercicio físico en la EII?

La actividad física en la EII incrementa la calidad de vida y aumenta la densidad ósea, sin mermar en la evolución clínica de la enfermedad. En periodos de actividad de la enfermedad, la realización de ejercicio puede estar muy limitada por la presencia de anemia, afectación del estado general, desnutrición y clínica intestinal del paciente. En la medida de lo posible se deberá intentar mantener cierta actividad física para evitar la atrofia muscular en los periodos de actividad, sobre todo en aquellos pacientes en tratamiento con corticoides.
actividad1
    Siguiente »
volver arriba
  • Última Actualización: 29/08/2018.
Este sitio utiliza cookies para ofrecer un mejor servicio. Si usted continua navegando acepta el uso de cookies. Acepto el permiso de cookies