Menu
logofeii




Información realizada y revisada por:
Dña. Laura Camacho Martel. Psicóloga de la Unidad de Enfermedad Inflamatoria Intestinal. Unidad de Gestión Clínica de Aparato Digestivo del Hospital Virgen de la Victoria (Málaga).

Estrategias de afrontamiento según la edad

La enfermedad crónica es un evento estresante y un gran desafío que requiere continuos esfuerzos de adaptación. En función de la edad se desarrollan diferentes estrategias para afrontar la enfermedad.

  • Los niños más pequeños hasta los 7 años de edad, no tienen capacidad para entender qué es una enfermedad y a veces pueden sentirse culpables al relacionar un mal comportamiento con su aparición. Piensan que todo tiene una causa. Los estresores están fundamentalmente relacionados con la familia, la separación materna, lo relacionado con el apego. En el caso de la EII los niños de estas edades suelen ser más flexibles en los temas que se relacionan con la imagen corporal y suelen recuperarse más rápido del impacto inicial del diagnóstico. A veces se observa conductas de regresión y cierta inmadurez.Ilustración 4
  • A partir de los 8 y hasta los 13 años tienen mayor capacidad y poseen habilidades para comprender lo que es una enfermedad. Suelen ser más sensibles a temas que se relacionan con el rendimiento escolar (no seguir el ritmo de los demás), la relación con los compañeros y la pertenencia a un grupo. Pueden aparecer conductas de negación de la gravedad de la EII y de la necesidad de seguir con el tratamiento. La autoestima frágil, típica de esta etapa evolutiva, se agrava con la enfermedad.Ilustración 5
  • Los adolescentes entre los 14 a los 18 años, parecen mostrar más preocupación con los cambios en la propia imagen, en las relaciones con los padres y amigos y en el inicio de las relaciones de pareja. Son más sensibles a la evaluación y críticas de los demás. En cuanto a la EII suelen tener alteraciones emocionales en el momento del diagnóstico o durante el curso de la enfermedad con un riesgo mayor de trastornos ansiosos y depresivos. Se observan frecuentemente dificultades de concentración, disminución del rendimiento y falta de confianza en las propias capacidades.Ilustración 6
volver arriba
  • Última Actualización: 20/12/2017.
Este sitio utiliza cookies para ofrecer un mejor servicio. Si usted continua navegando acepta el uso de cookies. Acepto el permiso de cookies