Menu
logofeii
Información realizada y revisada por: Dra. Cristina de las Heras Sotos. Servicio de Dermatología. Complejo Hospitalario Universitario de Ferrol (CHUF).

¿Cuáles pueden ser las causas de las manifestaciones dermatológicas secundarias?

Una de las posibles causas de las manifestaciones dermatológicas secundarias, en pacientes con EII, es la presencia de deficiencias nutricionales causadas por la propia enfermedad; estas manifestaciones secundarias pueden presentarse en forma de piel seca, alteraciones en las uñas y/o queilitis angular (denominada coloquialmente como boqueras).

Sin embargo, la causa más frecuente de manifestaciones dermatológicas secundarias son los fármacos que se utilizan en el tratamiento de la EII (Tabla); Los tratamientos que más frecuentemente se asocian a este tipo de manifestaciones son:

  1. El tratamiento con Corticoides orales puede causar la aparición de lesiones de acné en tronco y cara, que responden al tratamiento habitual con antibióticos tópicos o desaparecen tras suspender la medicación que los causa. Además, si el tratamiento con corticoides es prolongado pueden formarse estrías en tronco o extremidades. Los pacientes que padecen psoriasis y reciben tratamiento con corticoides orales pueden presentar un brote de psoriasis al suspender los corticoides.
  2. Los tratamientos biológicos o anti-TNF se relacionan, en ocasiones, con la aparición de lesiones tipo eccema o psoriasis.
  3. El tratamiento con Azatioprina se relaciona con una mayor incidencia de cáncer cutáneo tipo carcinoma epidermoide o basocelular no tipo melanoma, sobre todo en aquellos casos de tratamiento prolongado.
  4. Los pacientes en tratamiento prolongado con azatioprina y con anti-TNF, presentan una incidencia algo mayor de melanomas. Debido a ello, se aconseja que los pacientes con tratamiento con Azatioprina o anti-TNF tomen las siguientes medidas:

evitar-sol2

  • - Evitar exposición la exposición al sol  entre las 12:00 y las 16:00.
  • - Usar prendas de vestir como camisetas, gorros y gafas para protegerse del sol.
  • - Evitar las cabinas de bronceado.
  • - Aplicar correctamente cremas con factor de protección solar muy alto, entre 30 y 50; y que contengan filtros para rayos UVA y UVB.
  • - Para que los protectores sean efectivos debes seguir las siguientes pautas
    • - Usa la cantidad suficiente cubriendo toda la superficie corporal. No olvides zonas como orejas o el cuerlo cabelludo en el caso de los niños pequeños.
    • - Aplica los productos siempre con la piel seca. Si la piel está mojada, las gotas funcionan como una lupa y aumentan el riesgo de que se produzcan quemaduras.
    • - Realiza la primera aplicación al menos 30 minutos antes de exponerse al sol.
    • - Durante la exposición solar reponga el fotoprotector después de cada baño prolongado (más de 20 minutos) o cada dos horas.
    • - Emplea fotoprotectores resistentes al agua y repóngalos después de cada baño superior a los 20 minutos.

¿Sabes lo suficiente sobre protección solar? Evalúa tus conocimientos realizando el siguiente test: ¿Cuanto sabes de protección solar? (Información obtenida de la Asociación Española Contra el Cancer: Protección frente al sol).

« Anterior    
volver arriba
  • Última Actualización: 16/07/2019.
Este sitio utiliza cookies para ofrecer un mejor servicio. Si usted continua navegando acepta el uso de cookies. Acepto el permiso de cookies