Menu
logofeii
Información realizada y revisada por: Dr. Pablo Bouza Piñeiro. Servicio de Nefrología. Complejo Hospitalario Universitario de Ferrol (CHUF).

¿Existen otras complicaciones nefrológicas derivadas de la EII?

Los pacientes con EII tienen un mayor riesgo de infecciones del riñón o pielonefritis. De todos modos, la simple presencia de leucocitos y bacterias en la orina, en ausencia de otros síntomas, no es necesariamente indicativa de infección, por lo que la necesidad de iniciar un tratamiento antibiótico deberá ser evaluada por el médico.

Los pacientes sometidos a cirugía con resección del colon y creación de una ileostomía pueden tener grandes pérdidas de líquidos a través del estoma. En estos casos, la reposición de líquidos para evitar situaciones de deshidratación es muy importante, especialmente en circunstancias en las que el enfermo tenga restringida su capacidad para reponer las pérdidas.

En algunos pacientes con EII puede detectarse la presencia en sangre de ANCA (anticuerpos generados contra componentes de los neutrófilos, el tipo más común de leucocito), frecuentemente detectados en pacientes con enfermedades del riñón denominadas genéricamente “vasculitis”. Sin embargo, su presencia en la EII no supone un mayor riesgo de daño renal.

Los estudios más recientes muestran que los pacientes con EII no tienen un mayor riesgo de desarrollar cánceres de riñón o de la vía urinaria.

volver arriba
  • Última Actualización: 09/04/2018.
Este sitio utiliza cookies para ofrecer un mejor servicio. Si usted continua navegando acepta el uso de cookies. Acepto el permiso de cookies