Menu
logofeii
Información realizada y revisada por: Sam Khorrami Minaei y Daniel Ginard Vicens. Servicio Aparato Digestivo. Hospital Universitario Son Espases. Palma de Mallorca.

¿Pueden interferir los fármacos en la función sexual?

Los corticoides pueden provocar cambios de humor y efectos secundarios estéticos, como el aumento de peso, el acné, o la aparición de vello, que pueden tener un impacto en la imagen corporal y la confianza en uno mismo, lo que puede influir negativamente sobre la sexualidad.

La sulfasalazina se asocia a una reducción del número de espermatozoides que puede provocar infertilidad (reversible al suspender el fármaco), pero no una alteración de la función sexual.

No se han descrito disfunciones sexuales con el resto de los fármacos utilizados en la EII y la mejoría clínica debida al tratamiento contribuye a una mejora de la imagen corporal y de la energía que puede mejorar la función sexual. Sin embargo, el 10% de los pacientes de un estudio, habían dejado de tomar la medicación por percibir efectos negativos en la líbido o la actividad sexual.

volver arriba
  • Última Actualización: 02/09/2019.
Este sitio utiliza cookies para ofrecer un mejor servicio. Si usted continua navegando acepta el uso de cookies. Acepto el permiso de cookies