Menu
logofeii




Información realizada y revisada por:
Dña. Laura Camacho Martel. Psicóloga de la Unidad de Enfermedad Inflamatoria Intestinal. Unidad de Gestión Clínica de Aparato Digestivo del Hospital Virgen de la Victoria (Málaga).

¿Qué hacer para que no me afecte el faltar a clase, el no poder hacer mi vida normal (salir con amigos, practicar deporte, etc) cuando estoy muy enfermo?

Ilustración 17Cuando la persona se enfrenta a cambios importantes en su vida, como el diagnostico de una EII, necesariamente experimentará una serie de reacciones emocionales que son normales. Al principio se suele pasar por una etapa de negación y rabia, luego se va llegando a la negociación pasando por un estado de ánimo decaído o depresivo (ante la perdida de la salud) y finalmente la aceptación. Lo importante es ir por cada una de ellas para poder completar el proceso con normalidad. Conocer cómo te sientes y por qué te sientes así es ya un paso muy importante. Es siempre recomendable solicitar ayuda profesional si ves que te cuesta avanzar. El hecho de que la EII sea crónica no significa que siempre te vayas a encontrar enfermo. Habrá períodos de mejoría junto con otros de empeoramiento. Aprender a adaptarse a la enfermedad no significa que te tengas que resignar y que no puedas hacer nada. Buscar soluciones y alternativas a los problemas es algo que tendrás que hacer con frecuencia. Por ejemplo, para los días en los que faltes al colegio o instituto es bueno que acuerdes con tus profesores un plan para recuperar apuntes, exámenes, tareas, que te permitan seguir con el ritmo de la clase.Ilustración 18

En cuanto a las actividades de ocio, podrás elegir qué hacer en función de tu estado. A veces es mejor descansar y bajar el ritmo de actividad física (leer, ver películas, escuchar música, quedar en casa con los amigos) y otras te encontraras con más energía y podrás elegir otro tipo de actividades. Tampoco se trata de decidir entre el todo o nada (lo hago todo o no hago nada) sino de ser flexibles y si no te puedes quedar en una fiesta hasta el final al menos disfrutar el rato en el que has estado. Por otra parte conocer qué tipos de pensamientos tienes, cómo te hacen sentir y como influye en las cosas que haces es muy importante. Intenta buscar pensamientos alternativos que sean más positivos, que te hagan sentir mejor. La actitud positiva es una gran herramienta para superar retos. Busca una frase motivadora y utilízala, “Si, yo puedo” “vamos”.Ilustración 19

volver arriba
  • Última Actualización: 29/08/2018.
Este sitio utiliza cookies para ofrecer un mejor servicio. Si usted continua navegando acepta el uso de cookies. Acepto el permiso de cookies