Menu
logofeii
Información realizada y revisada por: Dra. Ana Echarri Piudo, Responsable Unidad EICI; Dra. Virginia Ollero Pena, Unidad EICI. Servicio de Digestivo. Complejo Hospitalario Universitario de Ferrol (CHUF).

¿Qué tratamiento es adecuado para la enfermedad perianal?

Dependiendo de la enfermedad perianal y del propio paciente, el tratamiento recomendado será diferente, siendo necesario siempre un tratamiento individualizado y generalmente multidisciplinar, siendo necesario la utilización del tratamiento más adecuado en función del diagnostico de la EPA y de la asociación o no de afectación inflamatoria intestinal, así como la asociación de drenaje quirúrgico en el caso de abscesos perianales o fistulosos asociados.

Algunos de los fármacos empleados en el tratamiento de la enfermedad intestinal, como los aminosalicilatos o los corticoides, suelen no ser efectivos en el tratamiento de la enfermedad perianal.

Tratamiento médico de la enfermedad perianal

La enfermedad perianal suele ser tratada con antibióticos, con tratamientos imnunosupresores y con terapia biológica.

  • - Antibióticos: El antibiótico es una sustancia química que anula o impide el crecimiento de determinados microorganismos, principalmente bacterias intestinales responsables de la infección local presente en la región perianal. En el tratamiento de la EPA, los antibióticos más utilizados son el Metronidazol y el Ciprofloxacino, en combinación o por separado. La mejoría suele ocurrir de media a las 6-8 semanas. Una de las consecuencias del uso prolongado de antibióticos, puede asociarse con presencia de hormigueo o pérdida de sensibilidad en la zona, y con la reaparición de la enfermedad perianal tras la suspensión del mismo, siendo por lo general necesario el uso de fármacos inmunosupresores o biológicos
  • - Inmunosupresores: Son agentes químicos que producen alteraciones a nivel del sistema inmune con el objetivo de controlar la respuesta inflamatoria que causa la enfermedad perianal. Suelen recomendarse en aquellos casos en los que el tratamiento con antibióticos no es efectivo, cuando la EPA reaparece frecuentemente o si el paciente presenta fístulas complejas. Entre los más frecuentes podemos encontrar: Azatioprina (IMUREL) o 6-Mercaptopurina. Muchas veces se asocian con el tratamiento antibiótico, ya que su efecto en líneas generales puede tardar hasta 3 meses en observarse. Si el paciente responde a esta medicación, pueden utilizarse de manera indefinida.
  • - Fármacos anti-TNF: Infliximab (Remicade) y Adalimumab (Humira). Su aparición supuso un gran cambio en el tratamiento de la enfermedad perianal, dada su mayor eficacia respecto al resto de tratamientos convencionales. Básicamente, consisten en proteínas generadas por células del sistema inmune que se unen específicamente al TNF-α (proteína liberada por células del sistema inmune y que participa activamente en la potenciación de la respuesta inflamatoria), bloqueando su acción y por lo favoreciendo la reducción y desaparición de la inflamación. Están indicados en pacientes con EC con fístulas de la pared abdominal y en la región perianal que no responden al tratamiento con antibióticos u otros inmunomoduladores. El Infliximab, suele administrarse por perfusión intravenosa de manera periódica (cada 8 semanas). El Adalimumab se administra por vía subcutánea cada 2 semanas, pudiendo ser administradas por el mismo paciente en su domicilio.

En caso de no responder a este tratamiento su médico puede ofrecerle otras alternativas, en general no indicadas como primera elección, como Metrotexato, Ciclosporina o Tacrolimus.

Tratamiento quirúrgico de la enfermedad perianal

La enfermedad perianal puede manifestarse de diferentes formas y presentar además, múltiples combinaciones con la EC intestinal, lo que hace muy complicado establecer un criterio sencillo y concreto en el tratamiento quirúrgico, ya que además, solamente entre un 3 y un 5% de los pacientes con EPA son candidatos para el tratamiento quirúrgico.

El tratamiento quirúrgico en la EPA ha de ser siempre individualizado y valorado conjuntamente entre el gastroenterólogo, el cirujano y el propio paciente, teniendo en cuenta varios factores (tipo de lesión, gravedad de la lesión, la presencia de diferentes lesiones al mismo tiempo y las repercusiones de la cirugía en la evolución de dichas lesiones y en la calidad de vida del paciente).

Tratamiento con células madre de la enfermedad fistulizante perianal

volver arriba
  • Última Actualización: 09/04/2018.
Este sitio utiliza cookies para ofrecer un mejor servicio. Si usted continua navegando acepta el uso de cookies. Acepto el permiso de cookies