Menu
logofeii
Información realizada y revisada por: Dra. Alejandra Rivera Trobo y Dra. Raquel González Seoane. Servicio de Ginecología. Complejo Hospitalario Universitario de Ferrol (CHUF).

¿Qué tratamientos para la EII pueden tomarse durante el embarazo y la lactancia?

medicamentos-permitidosComo ya se ha mencionado con anterioridad, el mayor riesgo durante el embarazo es que la EII se encuentre activa. Si este es el caso, no solamente se puede, sino que se debe mantener el tratamiento indicado para la misma. Aunque la mayoría de los fármacos que se emplean para el tratamiento de la EII están permitidos durante la gestación, existen algunos que están prohibidos (contraindicados), por lo que el médico debe conocer en todo momento, la intención de tener un hijo para poder retirar a tiempo esos fármacos y controlar la enfermedad con otros medicamentos (Tabla).

Los fármacos como los Aminosalicilatos, son bien tolerados durante el embarazo y la lactancia (se pueden liberar por la leche materna en cantidades muy pequeñas), clasificándose como fármacos seguros por la Agencia Española de Medicamentos y Productos sanitarios (AEMPS).

Los corticosteroides también son fármacos seguros y pueden usarse en caso de brote de la enfermedad. Al igual que los aminosalicilatos, no se ha demostrado que puedan tener efectos perjudiciales en el feto o en el recién nacido durante la lactancia materna.

La Azatioprina y la Mercaptopurina han sido menos estudiados, pero los datos disponibles sugieren que en general son fármacos seguros y bien tolerados durante el embarazo y la lactancia. El Metotrexato es teratógeno, es decir, que puede causar malformaciones fetales; por lo que deben suspenderse, en ambos progenitores (padre y madre) como mínimo 6 meses antes de la concepción. En el caso de la lactancia, el metotrexato pasa a la leche materna y puede ser dañino para el recién nacido, por lo que debe suspenderse su tratamiento durante este periodo.

Los medicamentos biológicos (Infliximab y Adalimumab) han sido poco estudiados, aunque de momento no parecen ser perjudiciales para el feto ni el recién nacido. En líneas generales, suelen suspenderse durante el tercer trimestre del embarazo, ante la posibilidad de poder alterar la respuesta del recién nacido a las vacunas, pudiéndose reintroducir tras el parto si fuera necesario y mantenerse durante la lactancia.

Nivel de seguridad de fármacos para EII
EMBARAZO
Seguros Probablemente seguros Contraindicados
Aminosalicilato
(oral y tópico)
Sulfasalazina
Corticosteroides
Azatioprina
Mercaptopurina
Infliximab
Adalimumab
Certolizumab
Ciclosporina
Tacrolimus
Budesonida
Metronidazol
Ciprofloxacino
Metotrexato
Talidomida
6-Tioguanina
LACTANCIA
Seguros Probablemente seguros Efectos no conocidos Contraindicados
Aminosalicilato
(oral y tópico)
Sulfasalazina
Corticoides
Infliximab
Adalimumab
Certolizumab
Azatioprina
Mercaptopurina
Tacrolimus
Metronidazol
Ciprofloxacino
Budesonida
Metrotexato
Talidomida
Ciclosporina
volver arriba
  • Última Actualización: 16/11/2018.
Este sitio utiliza cookies para ofrecer un mejor servicio. Si usted continua navegando acepta el uso de cookies. Acepto el permiso de cookies