Menu
logofeii
Información realizada y revisada por: Dr. J. Carlos Gallego Ojea. Servicio de Radiodiagnóstico. Complejo Hospitalario Universitario de Ferrol (CHUF).

Radiografía simple de abdomen

¿En qué consiste la prueba?

La radiografía consiste en la obtención de una imagen fotográfica o digital, mediante el empleo de una fuente de energía en forma de radiación ionizante de baja intensidad como los rayos X, colocando al paciente entre esa fuente energética y placa fotográfica.

Imagen 1. Sala de rayos X

La radiografía permite identificar materiales de distintas densidades, como el calcio, el aire, o la grasa corporal, etc., lo cual queda reflejado gráficamente en estructuras con distintas tonalidades dentro de una escala de grises; la relación entre la densidad de las estructuras observadas y la tonalidad es inversa, de manera que las partes más densas aparecerán más claras (huesos) y las menos densas más oscuras (tejidos blandos, aire, gases, etc.).

radiografia

Imagen 2. Radiografía simple de abdomen

La radiografía simple de abdomen es la exploración más sencilla, rápida y económica. A pesar de no ser una técnica muy sofisticada, aporta información importante sobre diferentes aspectos de la EII, proporciona información sobre la distribución del gas en el intestino, su grado de dilatación, etc., y permite detectar posibles  complicaciones (obstrucción intestinal, perforaciones o megacolon tóxico). Además de los aspectos relacionados con la EII, esta técnica permite evaluar otras causas de dolor abdominal como las originadas por cálculos, tanto biliares como en el aparato urinario.

¿Qué preparación previa se necesita para esta prueba y cómo se realiza?

La radiografía de abdomen no requiere ningún tipo de preparación previa por parte del paciente y suele realizarse en posición decúbito supino o en alguna otra posición si el especialista así lo indica (Imagen 3). Para su realización será necesario desnudarse y desprenderse de cualquier objeto que se puede tener, especialmente joyas y objetos metálicos. La exposición a radiación ionizante por parte del paciente como consecuencia de esta prueba diagnóstica, es leve y no supone un riesgo importante para su salud.

Posiciones radiológicas más frecuentes
Imagen 3. Posiciones radiológicas más frecuentes

¿Cuánto tiempo durará la prueba?

La realización de la prueba solamente dura unos minutos.

¿Se sentirá alguna molestia durante la realización de la prueba?

El paciente no sentirá ninguna molestia durante la realización de la exploración.

Tras la realización de la prueba, ¿se tendrá alguna molestia?

El paciente no sentirá ninguna molestia tras la realización de la prueba.

¿Se necesitará algún cuidado especial tras la realización de la prueba?

No será necesario ningún cuidado especial, de manera que el paciente podrá realizar una vida normal.

volver arriba
  • Última Actualización: 20/12/2017.
Este sitio utiliza cookies para ofrecer un mejor servicio. Si usted continua navegando acepta el uso de cookies. Acepto el permiso de cookies