Menu
logofeii
Información realizada y revisada por: Dr. J. Carlos Gallego Ojea. Servicio de Radiodiagnóstico. Complejo Hospitalario Universitario de Ferrol (CHUF).

RESONANCIA MAGNÉTICA (RM)

¿En qué consiste la prueba?

La Resonancia Magnética (RM) es una técnica donde las imágenes radiológicas se obtienen gracias a los cambios que se producen en los tejidos como consecuencia de la acción sobre ellos de campos magnéticos. La base de la RM consiste en la producción de un campo electromagnético mediante el empleo de un imán de gran tamaño y potencia. Cuando los campos magnéticos  cesan y dejan de actuar sobre los tejidos, se produce por parte de éstos un desprendimiento de energía en forma de ondas de radiofrecuencia, las cuales son recogidas por el escáner y enviadas a un ordenador que las procesa para dar lugar a una imagen radiológica (Imagen 11).

resonancia-EC
Imagen 11. Imagen de Entero-resonancia en paciente con enfermedad de Crohn Ileal obtenida con Resonancia Magnética

Al igual que la TAC, permite la visualización de todos los órganos de la cavidad abdominal, pero de manera mucho más nítida y sin necesidad de emplear radiación ionizante.

Las máquinas responsables de la realización de las resonancias funcionan como potentes imanes, por lo que estas pruebas no pueden ser realizadas llevando objetos ferromagnéticos (materiales compuestos por hierro o aleaciones/combinaciones de hierro con otros metales). Los campos magnéticos emitidos durante la prueba pueden interferir en el funcionamiento de aparatos electrónicos como los marcapasos, los desfibriladores, etc. por lo que está contraindicada su realización en pacientes que tengan alguno de estos dispositivos. El paciente deberá informar a su médico si tiene piezas metálicas en su cuerpo (se pueden tener piezas metálicas en el cuerpo si se tiene alguna prótesis, si tiene lesiones de bala o metralla o si es soldador), si tiene dispositivos electrónicos en el cuerpo (marcapasos cardíaco) o si está embarazada. En todo caso, antes de realizar la exploración de RM se le preguntará al paciente por estos aspectos y se comprobará si cualquier objeto metálico es o no compatible con la realización de la prueba.

¿Qué preparación previa se necesita para esta prueba y cómo se realiza?

La resonancia magnética no requiere una preparación previa complicada, solamente es necesario el ayuno durante las 8 horas antes de su realización. Para la correcta observación del intestino, es necesario que éste se encuentre relleno de líquido, por lo que se deberá ingerir alrededor de 1 litro y medio de agua con componentes osmóticos (manitol o polientilenglicol, para favorecer la retención de líquidos por parte del intestino).En ocasiones puede ser necesario administrar un medio de contraste intravenoso (gadolinio) y medicamentos que reduzcan los movimientos normales del intestino para que pueda visualizarse mejor. En el caso de que la resonancia se realice para el estudio y valoración de las fístulas perianales, no es necesaria la ingestión de agua previa a la prueba, solamente es necesario administrar el medio de contraste (gadolinio).

Para la realización de la RM será necesario desnudarse y cubrirse con una bata proporcionada por los técnicos de radiología y desprenderse de todos los objetos personales (especialmente los metálicos y las joyas). Durante la exploración, el paciente se tumbará sobre la camilla y se irá desplazando poco a poco dentro del aparato, cuya forma es similar a un túnel (Imagen 12); en algunos centros hospitalarios, se dispone de equipos abiertos para pacientes que padecen claustrofobia u obesidad. El paciente deberá permanecer inmóvil durante la realización del estudio.

aparato-resonacia-magnetica
Imagen 12. Aparato de Resonancia Magnética
¿Cuánto tiempo durará la prueba?

La duración total de resonancia oscila entre 30 y 40 minutos.

¿Se sentirá alguna molestia durante la realización de la prueba?

La prueba no causa dolor, pero puede resultar molesta debido al ruido que emite la máquina de resonancia, por lo que el técnico de radiología proporcionará al paciente tapones para los oídos.

Tras la realización de la prueba, ¿se tendrá alguna molestia?

En los estudios de intestino, debido a la cantidad de líquido y componentes osmóticos ingeridos, el paciente puede padecer un cuadro diarreico leve en las horas siguientes a la realización de la prueba.

En raras ocasiones, pueden producirse reacciones alérgicas leves al gadolinio.

¿Se necesita algún cuidado especial tras la realización de la prueba?

Tras la realización de la exploración, el paciente puede realizar una vida normal, siempre que no reciba indicaciones específicas por parte del Radiólogo o Técnico de radiología.

volver arriba
  • Última Actualización: 09/04/2018.
Este sitio utiliza cookies para ofrecer un mejor servicio. Si usted continua navegando acepta el uso de cookies. Acepto el permiso de cookies